LA VIDA EN LA ESPAÑA DEL CAMBIO DE SIGLO A 1930

La vida social a principios del siglo XX está marcada por grandes cambios que certifican el fin de una época y  anuncian lo que será el siglo que nace. El contexto político en España viene marcado por la pérdida de las últimas colonias en América y Asia el año 1898, lo que precipita el fin de la Restauración (1902) tal y como había sido diseñada por Cánovas, cuando Alfonso XIII asume la Jefatura de Estado al cumplir 16 años. Se inicia un periodo de agitación política y social tanto a nivel nacional como internacional que vivirá sus años más convulsos en la década que va de 1910 a 1920, con la Primera Guerra Mundial y la Revolución Rusa entre otros grandes conflictos. En este período la actividad fotográfica de Nicolás Viñuales se intensifica tras comenzar con el inicio del siglo, continuando hasta su fallecimiento en 1927.


Era la España del desencanto del 98, donde la mayoría de las personas eran analfabetas, especialmente las mujeres. El ejército aún mantenía guerras coloniales en el norte de África y la iglesia seguía aferrada a tradiciones medievales. El campo estaba en manos de una exigua minoría de propietarios y las ciudades sufrían transformaciones urbanísticas de primer orden, mientras la industria no pasaba de ser una actividad marginal en las pequeñas capitales de provincias.


Con todas estas transformaciones la fotografía se convierte en la compañera de viaje que nos muestra quiénes y cómo eran  nuestros bisabuelos, cómo trabajaban, sentían y se divertían los primeros españoles del siglo XX. Los cambios sociales y su reflejo en la vida cotidiana se recogen en la obra de Viñuales como testigo excepcional. La burguesía, con el dinero que le proporcionaba el comercio y las profesiones liberales va ocupando la franja de la clase media, a medio camino entre la aristocracia menguante de una parte y de otra el campesinado y el incipiente proletariado. Esta nueva clase social busca su identidad a través de la moda, las actividades de ocio como los nuevos deportes que llegan del extranjero ― entre los que destaca el tenis ―, el excursionismo y otras aficiones. Algunos dedican su tiempo libre ― un concepto nuevo también ― a la práctica combinada del excursionismo y la fotografía. Es el caso de Nicolás Viñuales.