La Sociedad Española a Comienzos del s. XX

La Tecnología

La  admiración de la sociedad burguesa oscense por la innovación tecnológica que va llegando a España desde Europa ocupa asimismo una fracción considerable de las imágenes de Viñuales. El movimiento, la acción y la velocidad eran causa de asombro y rápidamente hacen olvidar el pasado triste y decadente. El optimismo inunda la sociedad burguesa. El símbolo de aquella revolución del movimiento y el dinamismo es el automóvil, que pronto se convierte en símbolo de estatus social de las clases pudientes, más allá de su función utilitaria como elemento de transporte. Aquellos primeros automóviles de Viñuales y sus amigos se utilizaron para excursiones y permitieron ampliar el radio de acción de su labor como fotógrafo, muchas veces convirtiéndose en objetos de tal actividad en sí mismos. También el uso de motocicletas y bicicletas se va popularizando entre las clases medias, como una muestra más de la evolución del transporte. En un momento dado la afición por la acción, la velocidad y el cambio provoca la introducción de valores juveniles en la moda, influyendo en el peinado masculino, que desde entonces se empieza a llevar hacia atrás.

La llegada de los primeros aviones al aeródromo de Loreto constituyó un acontecimiento de la mayor importancia en la pequeña y provinciana ciudad de Huesca, que asistía así a una muestra más de las transformaciones tecnológicas que estaban cambiando las costumbres sociales. Viñuales refleja en sus placas los primeros vuelos de los campeones españoles ― Campaña ― o la llegada de ciertos pilotos franceses ― Vedrines, Fronval, Bourgeois ― que lograban congregar en el rudimentario aeródromo a la mayoría de la población oscense para admirar el nuevo portento.